Cantando voy, cantando vengo

elefantul cici

No sé si todas las futuras mamis o papis chul@s son igual de pesad@s como yo con lo leer todo y más referente al tema embarazo. Yo he sido así porqué me viene por defecto con la personalidad que tengo: mi TRANQUILIDAD=CONTROL DE SITUACIONES=SABER=LEER=desesperar a otros, y sobre todo a mi Pau con la información que tengo y comparto en cualquier momento. Estoy embarazada, pues me leo todos los blogs, todas las revistas, todos los foros. Tengo que comprar un producto, a bombardear Google con un montón de búsquedas hasta quedarme a gusto. Nos vamos de puente, pues a buscar el sitio a través de amigos, internet y luego leer hasta saciar opiniones, reclamaciones y otras cargas informacionales para luego por la noche soñar con el sitio. Pesada, pesada…

Pero no todo lo que lees está comprobado y ya sabemos que cada persona es un mundo mientras que, cada bebé es un universo aparte. Muchas cosas de las que leí durante el embarazo no me valieron luego para nada justo por lo mencionado antes. Mi bebita no quería entrar en típicos, ni ser una más.

Luego hay cosas que lees sobre el embarazo que no tienes referencia directa, de conocidos, ni sabes si han funcionado o no pero aún así lo intentas, por si a caso. Me refiero a uno en concreto, en mi caso: en todos los sitios te recomiendan que le pongas música al bebé estando en la tripa, que él la escucha a partir del tercer o cuarto mes. Aseguran que luego el bebe reconoce la música y se tranquiliza siendo como un plus más que le recuerda a su estancia feliz en la tripita de mamá.

En seguida le hice su CD de música clásica pero me he encontrado con abucheos por parte de la family que me decía que a la criaturilla le tiene que gustar todos los tipos de música. Estaba de acuerdo pero quería algo que nos uniera desde aquellos momentos de citas a ciegas. Pensé pensé y vaya si encontré! Di con la canción más escuchada en los últimos meses de mi vida: Elefantul Cici. Es una canción infantil rumana que me enamoro nada más escucharla por el ritmo alegre, por lo cabrona que es la hormiga de la canción. Va de un elefante que pierde sus cipici(“zapatitos”) y la hormiga que los ha robado y se hace la sueca. A la amenaza del elefante de destrozarle el hormiguero, esta reconoce haber robado y con orgullo montado todo un negocio: en un zapato ha puesto un jardín y un teatro, en otras tiendas y en el último una piscina. Como es buena gente, al final le dice al elefante que una vez bien asentado el negocio le invita a bañarse en la piscina y a comprarse zapatos en las tiendas. ¿Lista y simpática, no? http://www.youtube.com/watch?v=B0rK696o5Uk

He cantado bastante esta canción durante el embarazo. La he cantado todavía más una vez que ha nacido mi baby boom, porqué es verdad, conmigo ha funcionado. Cuando nada la calmaba a Noa en sus noches de lucha con el miedo a la noche humana, de batallas perdidas nada más empezar con la tripita inmadura, pues allí estaba el Elefante tarareado, sacándonos de apuros.

Aun siendo una canción en rumano, muy pronto se expandió entre las listas de preferencias de mi Pau, de mi hermana, mi suegra y otros de familia para entretener a Noa cuando yo faltaba o cuando querían sacarle una sonrisa. Porqué a parte de calmarla, a la larga esta canción le ha hecho reír, bailar y espero que dentro de nada la haga cantar, ella solita.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s