No entiendo a los choferes zen

zen1

Los choferes zen son estas personas que se despiertan por la mañana y se ponen en carretera para ir a currar, marear la perdiz o quién sabe qué cosas más pueden hacer con esa energía que desprenden. A un representante de este gremio me encontré yo esta mañana en mi camino al trabajo.

Igual que no entiendo ir a una velocidad de rayo por carretera tratando a los demás conductores o coches como meros obstáculos en una carrera, pues oyes, no consigo conciliarme con la idea de salir en carretera para pasar un buen rato para desestresarse. Las carreteras son para facilitarnos la llegada a los destinos que tenemos en un día, coles, trabajos, cursos. No demos uso impropio a sitios comunes solo porqué nos da la gana. Hacer yoga al volante puede salir caro.

¿Seguís sin saber de quien hablo? Me refiero a esta gente que se pone en el carril del medio o de la izquierda a 80 por hora pensando que la carretera no es estatal sino particular, que la alineación de la tierra con su coche se estropea si va a una velocidad que supere lo arriba indicado. El perfil es indeterminado ya que tan pronto te encuentras al señor@ mayor@ que se le olvido que la carretera tiene 3 carriles y el de la derecha no está en obra o a la chica agarrada al volante como a la vida misma, con la frente pegada al parabrisas, o al chico que va sin más por el carril izquierdo porqué ha oído él que por allí mola más, o la señora que va por todo el medio para no entorpecer nunca en la vida a los que se incorporan o quieran salir de la autopista.

Un personajillo de este puede liarla parda. Muchas veces pasa que no sabemos cómo se ha formado un atasco en carretera. Cuando llegamos al kilometro rojo de atasco, donde más concentración y lentitud hay, nos damos muchas veces cuenta que no ha sido ni el accidente, ni el policía creando des orden, ni la furgoneta de obra, ni el chofer tirado por avería. ¿Qué ha sido? Yo si lo tengo claro.

Y no, esta mañana no salí tarde de casa para motivar prisas o ataques sin justificación. Todo lo contrario, salí temprano por haber llevado a mi hermana al trabajo. Iba bastante zen, pero no de molarme ir así por la vida sino por ir de verdad dormida después de un miernes de cena en Madrid con los compis y despertar de mi hija nada más pisar la casa.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s