Cincuenta sombras de Grey, como devorar un libro y a tu chic@ después

Soy adicta a los libros. Adoro el objeto libro, me gusta todo: su olor, su tacto, su peso, sus imágenes, su abrir y cerrar, su promesa de enamoramiento, pero, por motivos de espacio y comodidad lo he dejado un poco de lado. Me he pasado a otro objeto de pasión, más consumista, más egoísta pero más práctico: mi Kindle. No le adoro pero le quiero en plan interesado ya que no me puede conquistar nada más que con su luz incorporada a la funda, con su diccionario para cuando leo en otros idiomas. Si lo huelo me puedo llevar un chasco, siempre pesa lo mismo y me da envidia ya que yo no lo consigo, el tacto no está mal, piel pero no, no me pone; su imagen es siempre la misma, digamos que no la cuida mucho y soy una chica que si valora esto. Estoy teniendo una aventura pero pronto volveré a mi amor.
Me gustan los libros que me hacen mirar las cosas desde otro punto de vista, que me dan a pensar. Esto a nivel desarrollo de la narración. Pero como estilo me gustan los que cuentan las cosas de manera poética cuando hace falta, con inyectadas de buen humor, con la ironía necesaria en ciertas situaciones. Quiero que todo este conjunto me caliente el cerebro, que me lo hagan ronronear y volar en sitios y situaciones en las cuales normalmente no estoy. Hay libros que los consiguen otros se quedan a medio camino y otros simplemente me dejan fría.
La idea de esta entrada caliente me viene por un artículo que vi al azar en Google: el tráiler de Cincuenta sombras es el más visto, bate records.
Yo también leí las Fifty shades of Grey. Me ha llamado la atención por la misteriosa presentación de una compañera que me contaba que su cuñada en Inglaterra se lo ha bebido. Me temía lo peor al empezar el libro ya que tengo un poco alergia a los libros que pone best seller. Considero que tienen tanto marketing alrededor que, como no salgan best sellers, arruinan a la editorial. Si me tengo que leer uno, me lo busco en inglés, para que así, considerando que es una lectura facilona y me eché un cable con lo de aprender vocabulario.
Que ilusa, vocabulario nuevo había, pero quién lo aprende y para qué, ya que el libro traía novedades de palabras relacionadas con nuevos horizontes sexuales para mí. A parte, estaba tan agilipollada con el erotismo-pornografía del libro como para aprender palabras nuevas. Pero hay algo por encima de todo esto. A mí no me ha enganchado por la parte sexual tanto como por la parte emocional. El libro no es que me haya emocionado sino que toca un lado femenino que difícil es que no caigas. ¿A qué mujer no le gusta que le trate como una reina un ricachón buenorro, inteligente, más responsable que tú, que hace de padre, amante, amigo en el mismo tiempo sin ser mayor? Mi generación ha sido de la de las niñas criadas con cuentos de hadas, donde la princesa espera al príncipe guapo, rico que le lleve al país de las maravillas. La autora del libro se sabe muy bien esto y es allí donde tira la flecha. Seguro que si lo hubiera escrito unos 30 años más tarde no hubiera tenido tanto éxito. Cada día hay más madres que ya no compran libros rosas con princesas despechadas, cuidan más a que sus niñas no sean unas de estas princesas, por la cuenta que les pueda traer.
Por supuesto que no estoy esperando un príncipe en la vida real, ya tengo mi sapo guapo que beso todos los días sin esperar que cambie a otro más guapo y ricachón. Pero oyes, me he llevado unos buenos momentos con el libro y mi Pai ha sido el hombre más feliz durante la temporada que duro la lectura.

2 comentarios en “Cincuenta sombras de Grey, como devorar un libro y a tu chic@ después

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s