Bilingüismo en edades tempranas

He tenido la gran oportunidad de estar en la III Jornada sobre Bilingüismo en edades tempranas en el British Council, las instalaciones que tienen en Pozuelo de Alarcón.

Ha sido una mañana muy intensa y muy bien aprovechada. Después de la bienvenida de la directora del centro, hemos asistido a una conferencia en inglés impartida por Philip Riley, ni más ni mes que el co-autor del libro The bilingual family: A handbook for Parents. Ha sido muy interesante ya que ha revisado varios aspectos muy importantes para los padres que viven en familias donde nace el bilingüismo. Philip Riley hablo de las situaciones que genera el bilingüismo, dependiendo de los idiomas hablados en cada familia, de los papeles que juega cada padre, del desarrollo del bilingüismo en diferentes familias, de cómo medimos el éxito del bilingüismo. Todo esto, aunque parezca muy teórico fue muy bien puntualizado por el ponente, en base a ejemplos personales y situaciones prácticas. Lo que me gustó muchísimo en la exposición de este señor fue el hecho de haber tenido tan poco tiempo y lo mucho y bien que transmitió la información. Se me quedó muy bien grabada en la mente la idea de que en casa no enseñamos sino que ayudamos a que adquieran conocimientos en otros idiomas. Por lo tanto en casa no valen ni deberes ni clases magistrales. Todo tiene que ser a base de juegos y de pasarlo bien, de manera natural, sin forzar los límites. Para enseñar idiomas están los profesionales del gremio de profesores.

Una vez acabada la conferencia empezó una mesa redonda con Ana Halbach, autora de la Guía del Bilingüismo Don’t worry, mum and dad… I will speak English!  (Guia que se nos regaló a cada uno de los participantes) y Pilar Novillo. Respondieron a preguntas muy concretas y la verdad es que me llevé muchos apuntes para mi trabajo de inglés con mi bebita en casa.  Insistieron en que el bilingüismo supone mezclas espontaneas de idiomas y que esto no es malo. Ana Halbach comentó que aprendiendo dos idiomas no hay retrasos tal cual en el habla de los niños; si con 3 años un niño tiene que saber por ejemplo 50 palabra, el niño bilingüe va a saber 50, pero a lo mejor 30 en un idioma y 20 en otro.

Aprender un tercer idioma supone tener más tiempo para dedicar al niño. No hay pegas por lo que la capacidad del niño concierne sino por  tiempo físico y por el momento en el cual se decide introducir el tercer idioma.

Insistieron mucho también en que acompañar a los niños en la aventura de los idiomas supone tener un fuerte vínculo emocional con ellos y saber aprovecharlo en el momento adecuado. Por ejemplo, Pilar Novillo, profesora en el British Council comento que ella escogió un momento del día para introducir conceptos en inglés, siendo este la hora del baño, aprovechando el rato relajado y de juego que esta actividad supone.

Mientras la mayoría de los padres estaban en la conferencia, el British Council ofreció un servicio de guardería gratuito para que los niños estén atendidos durante la ausencia de los padres. Esto estuvo muy bien aunque a mí no me quito nadie el miedo que le pasara algo a mi baby boom, siendo la primera vez que la dejaba en una situación parecida. Salí escopetada para recuperar mi “paquetito” y me enteré de paso el problema fue únicamente mío ya que ella se lo pasó genial.

Organizaron también un Workshop donde las educadoras del British Council  nos hicieron una pequeña demonstración de cómo eran las clases para nenes de 3 años. Para mi mayor sorpresa, trabajaban las canciones que yo cantaba con Noa en casa y que cualquiera las puede ver en internet (Mother Goose Club, Little Baby boom). El valor añadido fue el material con el cual acompañan las canciones, tipo imágenes, instrumentos musicales, la pizarra; vaya, todo el material didáctico para esta edad.

Mi baby boom tiene 20 meses y la considero bilingüe para la etapa de vida en la cual está. Entiende y atiende a cuestiones que se le plantean tanto en español como en rumano, mi idioma materno. Mi pasión por idiomas me hace intentar pasarle también el amor por el inglés, aunque soy muy consciente de que es muy complicado por el poco tiempo que tengo para pasar con ella. Sin embargo, esta jornada me confirmó que no lo estoy haciendo del todo mal.

He hecho fotos de unas cuantas manualidades hechas por los alumnos del British Council y he cogido varias ideas de material que me ayude a compartir con Noa lo que yo sé en inglés. Espero que os gusten y os inspiren por igual.

fotos tomadas en el British Council

foto tomada en el British Council

20150509_124236

foto tomada en el British Council

20150509_124244

foto tomada en el British Council

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s